Project Management Institute

e-Estonia

Proyectos Más Influyentes: #42

img

FOTOGRAFÍA CORTESÍA DE E-ESTONIA

A diós Silicon Valley. Un pequeño estado de la ex Unión Soviética está dirigiendo una revolución en gobierno digital. Con un flujo continuo de soluciones electrónicas específicas, Estonia ha usado su entorno digital, primero para optimizar los servicios de forma radical y, segundo, para derribar las fronteras económicas. Con e-Estonia, las personas ni siquiera tienen que vivir físicamente en Estonia para ser residentes. También estableció un plan vanguardista que otros países pueden seguir.

Después de que la nación consiguiera su independencia en 1991, “había un ansia por vivir una vida mejor”, relata Linnar Viik, cofundador de la Academia de Gobierno Electrónico de Estonia y Director de Programa de Smart Government. “Por ser un país muy pequeño con un PIB reducido, teníamos que hacernos atractivos para los inversionistas y la economía internacional”.

Los líderes del gobierno intervinieron con una visión clara de lo que se necesitaba para hacer crecer su economía y servir mejor a sus 1,3 millones de residentes. Pero para cumplir el sueño de transformarse en un gobierno digital, los organismos debían cambiar su forma de trabajar, señala Siim Sikkut, CIO de Gobierno del Ministerio de Asuntos Económicos y Comunicaciones.

Mientras otros gobiernos buscaban soluciones de TI tradicionales, Estonia “necesitaba hacer algo radicalmente diferente”, afirma Viik.

En lugar de caer en soluciones técnicas de alto costo que tardarían años en concretarse, los líderes de Estonia optaron por innovaciones que podrían implementarse en meses con presupuestos de cientos de miles y no miles de millones de euros.

“Nuestro enfoque siempre ha sido hacer proyectos más pequeños, de modo que si fracasan, podemos recuperarnos rápidamente y aprender de los errores”, señala Viik. “Si alguien inicia un proyecto digital en 2020 que tardará cinco años en estar listo, termina con un dinosaurio”.

Hoy, 99% de los servicios públicos están disponibles en línea. Lo único que los estonios no pueden hacer por Internet es casarse, divorciarse o realizar transacciones de bienes raíces.

Bienvenidos, nómades digitales

La superestrella de alto perfil del portafolio digital de Estonia es su iniciativa e-Residency. Lanzada en 2014, permite que cualquier persona en el mundo solicite identificación digital emitida por el gobierno y servicios como el registro de una empresa basada en la UE.

Después de poner en marcha el esfuerzo, los líderes de Estonia se dieron cuenta de que el gobierno debía comportarse como las startups que esperaba promover. Por ello, siguieron el ejemplo de la industria tecnológica y se basaron ampliamente en las metodologías ágiles.

“Realizamos un proceso iterativo para determinar quiénes eran los residentes digitales y qué deseaban”, señala Kaspar Korjus, anterior Director Ejecutivo de e-Residency. “Entregar a los clientes un producto en bruto es la única manera de entender cómo desarrollarlo”.

Menos de 2%

Porcentaje de estonios que votó en línea cuando el gobierno lanzó las votaciones electrónicas en 2005

44%

Porcentaje de estonios que votó en línea en 2019

img

Los usuarios estuvieron felices de ayudar y proporcionaron ideas a través de cuestionarios, correos electrónicos, suscripciones a boletines y eventos presenciales. Gracias a eso, e-Residency evolucionó: al comienzo del programa, los solicitantes debían viajar a Estonia cuatro veces y todos los documentos de e-Residency estaban en estonio e incluso Korjus admite que “nadie los entendía”. Ahora los candidatos solo tienen que viajar una vez, ya sea a Estonia o a una de sus embajadas, y los documentos también están en inglés.

Con un crecimiento anual de 100% desde su lanzamiento, el programa ahora cuenta con 70.000 residentes digitales, relata Korjus.

Pero el equipo no ha temido hacer algunos cambios oportunos en el camino. Por ejemplo, la hipótesis original era que la mayoría de los residentes digitales querría crear startups, por lo que el programa tendría que ofrecerles servicios relacionados. Pero el equipo se dio cuenta de que solo un porcentaje muy pequeño de estos residentes caía en esa categoría. Muchos eran nómades digitales que buscaban la residencia electrónica para poder trabajar en todo el mundo y de forma remota con bajos costos administrativos. Y es allí donde se crea otra oportunidad: en el futuro, señala Korjus, Estonia podría recaudar impuestos de los residentes digitales a cambio de servicios gubernamentales que no están recibiendo por encontrarse lejos de su país. “Millones de nómades digitales necesitan una nación que los apoye”, afirma. “Es un vacío que Estonia llenará”.

A lo largo de su recorrido digital, los líderes de gobierno han aprendido que deben adaptar las iniciativas a las necesidades reales de los ciudadanos estonios.

Por ejemplo, el equipo de gobernanza electrónica ahora está rediseñando los servicios gubernamentales en torno a 15 eventos principales de la vida de las personas, desde el nacimiento hasta el fallecimiento. El objetivo es minimizar y automatizar las interacciones con el gobierno que deben realizar las personas en cada uno de estos eventos. En lugar de que los nuevos padres tengan que dirigirse a una serie de sitios web de agencias gubernamentales distintas para iniciar el proceso de darle un nombre al recién nacido y solicitar beneficios sociales, el gobierno llegará proactivamente hasta los ciudadanos y les pedirá todos los datos necesarios sobre su hijo. “Ofreceremos una mejor atención a las personas en el lugar donde la necesitan”, sostiene Sikkut.

En definitiva, Estonia apunta a lograr que los servicios gubernamentales sean automáticos e invisibles. “Queremos mejorar la experiencia que tienen los usuarios con los servicios del gobierno”, señala Sikkut, “y la mejor experiencia es que los estonios no tengan que hacer nada”.

Incubadora de innovación

El servicio de videollamadas Skype fue lanzado por los estonios en el inicio de la transformación digital del país y sigue siendo una inspiración para otras startups nacidas a partir del proyecto e-Residency. Estonia ostenta actualmente el tercer número más alto de startups per cápita en Europa y las inversiones considerables en nuevos avances digitales son la nueva norma.

PATRÓN DE CRECIMIENTO

Las inversiones en startups en Estonia están aumentando:

img

INFLUENCIA PERSONAL

Siempre he admirado las iniciativas tecnológicas a gran escala. Para Estonia en particular, crear una nación digitalmente diversa y sin fronteras implicó mantener una curiosidad constante. Una reserva de talento preparada para el futuro ayudó al país a abrir un camino de oficinas, equipos, empresas e incluso residentes virtuales. Impulsado por el liderazgo, el programa adoptó la diversidad y colaboró con diversas naciones y culturas para obtener valor económico.

img

Priya Patra, PMP, Directora de Programa, Capgemini, Mumbai, India

This material has been reproduced with the permission of the copyright owner. Unauthorized reproduction of this material is strictly prohibited. For permission to reproduce this material, please contact PMI.

Advertisement

Advertisement

Related Content

Advertisement