La carrera del rostro

Empresas chinas ya utilizan el reconocimiento facial como método de pago

img

Aunque el uso cotidiano del reconocimiento facial en la mayor parte del mundo se reduce principalmente al desbloqueo de los iPhone, empresas chinas ya están empleando la tecnología como método de pago. Patrocinadores de proyecto, desde KFC a fabricantes de máquinas expendedoras, están apoyando iniciativas para integrar tecnología de la próxima generación en una mayor cantidad de transacciones cotidianas. “El reconocimiento facial en China ha logrado desarrollarse hasta un nivel de madurez razonable y probablemente se adoptará como una función estándar para las transacciones sin efectivo en el futuro”, indicó Zheng Qingzheng, un analista de Suning Financial Research Institute, a The Wall Street Journal.

La implementación de estos proyectos de reconocimiento facial se ha traducido principalmente en una carrera entre Ant Financial Services Group y Tencent Holdings, las dos redes de pagos móviles más grandes del país. Ellas operan, respectivamente, Alipay y WeChat Pay. Juntas, las dos redes operan casi el 90% del mercado de pagos móviles de terceros de China, según BigData-Research. Ant fue la primera empresa en terminar su proyecto y adoptar la tecnología de reconocimiento facial para pagos, en diciembre, seguida de cerca por la creación de la tecnología de transacciones de WeChat Pay por parte de Tencent, en marzo.

La iniciativa de Tencent integra intrínsecamente la decisión estratégica de integrar capacidades de realizar transacciones mediante el reconocimiento facial en su popular aplicación de mensajería instantánea WeChat. Esto implica mantener todo junto en la aplicación nativa, haciendo más conveniente y natural que los usuarios adopten los pagos mediante reconocimiento facial en un servicio que ya usan diariamente. “Típicamente, como consumidor chino, utilizará WeChat regularmente, y la función de pago incorporada en la aplicación será mucho más común y normal para las personas”, declaró Zennon Kapron, Fundador de la consultora KapronAsia, de Shanghai, a Forbes. En cambio, el principal desafío de Alipay es conectarse con los usuarios, indicó.

Por su lado, Alipay abordó a comerciantes y minoristas mediante ofertas de asociación subsidiada, comprometiéndose a gastar CNY 3.000 millones en iniciativas menores para poner en funcionamiento la tecnología y ofrecer reembolsos para las empresas que usen el servicio. Solo el tiempo dirá cuál proyecto materializará mayores beneficios mientras los pagos mediante reconocimiento facial sigan popularizándose.

This material has been reproduced with the permission of the copyright owner. Unauthorized reproduction of this material is strictly prohibited. For permission to reproduce this material, please contact PMI.

Advertisement

Advertisement

Related Content

Advertisement