Los puentes de Londres caerán

El financiamiento resulta crítico para reparar infraestructura icónica

 

a la Vanguardia

img
img

FOTOGRAFÍA SUPERIOR DE HAMMERSMITH & FULHAM COUNCIL. FOTOGRAFÍA INTERIOR DE BIM/ISTOCK/GETTY IMAGES PLUS

Abajo, Puente Hammersmith y Puente de Londre

Una década de austeridad económica está pasando la cuenta a los puentes públicos de Londres. El año pasado, numerosos cierres concitaron la ira y la preocupación de los frustrados residentes. Los puentes de Hammersmith, Vauxhall, Londres y el Tower Bridge, todos cerraron, y los motivos fueron desde problemas mecánicos hasta reparaciones urgentes por corrosión estructural.

El proyecto de reparación de GBP 5 millones del Puente de Londres se concluyó en septiembre, un mes antes de lo esperado. Sin embargo, encontrar financiamiento para otros proyectos sigue siendo más difícil. Se estima que la reparación completa del Puente Hammersmith del siglo 19, que estuvo cerrado para el tránsito vehicular en abril de 2019 y para peatones en agosto de 2020, podría costar unos GBP 141 millones. Estabilizar el puente lo suficiente para uso peatonal podría costar unos GBP 46 millones y construir un puente temporal podría ascender a GBP 27 millones. Tanto el propietario del puente (Hammersmith & Fulham Council) como la autoridad de transporte local carecen de los recursos para autorizar reparaciones integrales.

Los propietarios del puente escribieron una apelación bajo la forma de carta abierta al Primer Ministro Boris Johnson en busca de financiamiento para el proyecto. Sin embargo, “la promesa de construir cosas nuevas para el futuro es mucho más atractiva que reparar superficies de calles o puentes”, declaró Tony Travers, Profesor del Departamento de Gobierno del London School of Economics, a The New York Times. Durante su elección, el Primer Ministro prometió financiar proyectos como un ferrocarril de alta velocidad de USD 130.000 millones.

No obstante, el inicio podría estar en el horizonte cercano. En septiembre, el gobierno lanzó un grupo de trabajo dirigido por Dana Skelley, una ex funcionaria de Transport for London, organización que lideró el plan de modernización de calles de GBP 4.000 millones de Londres con vista a los Juegos Olímpicos de Londres, cuyo objetivo era desarrollar un plan de reparación del Puente Hammersmith.

A la Vanguardia está escrito por: Ambreen Ali, Amanda Hermans, Steve Hendershot, Jen Thomas y Amy Wilkinson

Advertisement

Advertisement

Advertisement