Huge Ma

Airbnb, Ciudad de Nueva York

img

SOPA IMAGES LIMITED/ALAMY LIVE NEWS

Huge Ma, en una conferencia de prensa en la Ciudad de Nueva York.

img Airbnb img Ciudad de Nueva York

Cuando el gobierno federal de EE. UU. autorizó el uso de emergencia de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech en diciembre, puso a las personas mayores al frente de la fila. Pero cuando Huge Ma se sentó a ayudar a su madre a reservar una cita en Nueva York, se sorprendió al descubrir que existían múltiples sistemas para ciudades y estados, cada uno con sus engorrosos protocolos capaces de confundir incluso a los adultos con mayores habilidades tecnológicas. Como ingeniero de software en Airbnb, Ma pensó que tenía que haber una mejor manera.

Por ello, la creó —en menos de dos semanas (según se dice, con Bridgerton reproduciéndose en Netflix de fondo).

Su solución: TurboVax, un bot de Twitter que agrupa todas las citas disponibles de los tres principales sistemas de la ciudad y del estado de Nueva York, y las pone a disponibilidad en un solo espacio amigable para los usuarios. Las citas disponibles se enviaban por Twitter y se publicaban en un sitio web de TurboVax en tiempo real. Para el mes de abril, la página Twitter de TurboVax tenía más de 160.000 seguidores y su sitio atraía hasta 1 millón de visualizaciones diarias. La demanda creció tanto que Ma se tomó un descanso de Airbnb para operar su TurboVax a tiempo completo, utilizando código abierto para que otras personas pudieran desarrollar aún más su trabajo.

Ese mismo mes, el Congresista de EE. UU. Ritchie Torres, quien representa a una de las zonas más afectadas de la ciudad durante la pandemia, honró a Ma por ayudar a miles de neoyorquinos a recibir su vacuna. “A un costo de solo USD 50 y en menos de dos semanas, Huge se las arregló para hacer lo que los gobiernos federal, local y de la ciudad no pudieron hacer con recursos mucho mayores”, indicó Torres en aquel momento.

A principios de mayo, Ma desactivó TurboVax debido a que el proceso de vacunación había madurado. Pero, aunque claramente Ma no es una persona que descansaría en sus laureles, se encuentra canalizando el impulso de TurboVax en su siguiente proyecto: reunir fondos para combatir el odio y la violencia en contra de personas de origen asiático. Y como si eso fuera poco, también dedica tiempo y dinero a fomentar una mejor infraestructura para las bicicletas, que es algo de lo que tuiteó después de acudir pedaleando a la cita de vacunación.

This material has been reproduced with the permission of the copyright owner. Unauthorized reproduction of this material is strictly prohibited. For permission to reproduce this material, please contact PMI.

Advertisement

Advertisement

Related Content

Advertisement