Project Management Institute

Modo de recuperación

Tomar un poco de distancia puede ayudarle a recuperarse del fracaso. También: Pasar de analista de negocios a director de proyecto y autopromocionarse

Voces | PREGUNTAS Y RESPUESTAS DE LA TRAYECTORIA PROFESIONAL

Por Lindsay Scott

img

ISTOCKPHOTO

Mi proyecto más reciente fracasó por toda clase de razones. Como contratista, ¿cómo puedo recuperar la confianza para mi próximo rol?

En algún punto todos fracasamos, y hay que darse cuenta de que solo es parte de la experiencia profesional. Lo primero que deben hacer los profesionales independientes y contratistas tras el fracaso de un proyecto es dar un paso atrás y obtener cierta perspectiva antes de abalanzarse a otro rol. Debe darse tiempo para reflexionar. En otras palabras, evalúe las lecciones aprendidas antes de avanzar.

Es fácil caer en la trampa de pensar demasiado en lo que salió mal y cómo pudo haber manejado mejor las cosas. Es natural tener sentimientos negativos. Pero a menudo olvidamos que los proyectos pueden salir mal y por razones que muchas veces están fuera del control del director de proyecto. Al identificar la combinación de factores que causaron el fracaso del proyecto, podemos empezar a entender el panorama general de lo que salió mal y cómo racionalizarlo. Desde luego verá que en algunos casos pudo haber elegido otro camino para abordar un problema. Pero también se dará cuenta de que algunos problemas habrían persistido sin importar lo que hiciera.

Escribir estas reflexiones personales ayuda a quitar la emoción de la ecuación y permite adoptar las lecciones prácticas aprendidas del fracaso. Tiene que sacar algo positivo de cada asignación, sin importar cómo haya resultado el proyecto. Estas son tres acciones que recomiendo llevar a cabo para dejar atrás una mala asignación y recuperar la confianza:

1. Mejore sus conocimientos. Dedique tiempo a su desarrollo profesional. Tome un curso que lleve tiempo deseando hacer. Los conocimientos nuevos tienen el poder de revitalizarnos y prepararnos para volver a emprender algo nuevo.

2. Sea selectivo. Sea más perspicaz al elegir su próxima asignación. Asegúrese de no tomar otra asignación con las mismas características de la que fracasó. Eso significa ser selectivo con los roles que busca. Y cuando dé entrevistas, piense en qué preguntas debe hacer para descubrir si la asignación lo ayudará a recuperar el rumbo, y hágalas.

3. Convérselo. Muchos directores de proyecto encuentran consuelo en la ayuda de un coach o mentor. De seguro las personas en quien confía tendrán sus propias historias de terror para contar, con consejos adquiridos a un alto costo para superar el dolor. Compartir sus sentimientos con alguien de confianza puede ayudarlo a cambiar su perspectiva y recuperar la confianza. Con una profesión tan estresante como es la dirección de proyectos, debemos recordar ser amables con nosotros mismos y perdonarnos cuando sea necesario.

¿Cómo puedo pasar de un rol de analista de negocios a un rol de director de proyecto?

En realidad, es una transición bastante natural. Su experiencia de trabajar al frente de los proyectos significa que ya tiene la habilidad para trabajar con clientes, la capacidad para comprender requisitos y está familiarizado con los procesos de dirección de proyectos. Puede que le resulte más fácil hacer la transición a un rol combinado de director de proyecto/analista de negocios, el cual muchas organizaciones ya tienen incorporado. Con este enfoque, asegúrese de que su CV proporcione evidencia clara de ambos roles y prepárese para una entrevista en la que tendrá que hablar de ambas experiencias.

Para llenar el vacío en sus conocimientos y experiencia en dirección de proyectos, comience por leer una copia del Marco de desarrollo de competencias para directores de proyecto, Segunda Edición, de PMI. Llevar a cabo la evaluación de este libro le permitirá conocer sus fortalezas y debilidades. Al identificar sus debilidades sabrá qué tipo de capacitación debe recibir para actualizar sus conocimientos sobre dirección de proyectos. Quizás se anime a obtener su certificación Project Management Professional (PMP®) o a buscar oportunidades para desarrollar sus conocimientos sobre enfoques ágiles.

Convertirse en director de proyecto implica tomar el control de todo el ciclo de vida de un proyecto, y tendrá que estar listo para asumir más responsabilidad y llevar a cabo más tareas de dirección y liderazgo de equipos. Gestionar personas siempre es un trabajo constante, sin importar cuánta experiencia haya acumulado como director de proyecto. Cuando se trata de gestión de personas, invertir en desarrollo profesional nunca está de más.

¿Cómo promuevo mi marca profesional sin causar molestia entre los miembros de mi equipo y en mi organización?

No tiene nada de malo querer compartir su conocimiento y experiencia con la comunidad de dirección de proyectos en general. Es algo que debe percibirse como positivo para su organización y para los miembros del equipo, porque demuestra a la comunidad que su organización está haciendo cosas buenas de las cuales vale la pena hablar. Antes de hacer conferencias o presentaciones, es mejor obtener el permiso de su empleador, simplemente siga el protocolo de quién debe dar la autorización. En cuanto al equipo, siempre que la preparación de los discursos o presentaciones no lo distraiga de sus tareas de proyecto diarias, el riesgo de molestar a las personas a su alrededor es muy bajo. PM

img

¿Tiene alguna pregunta sobre su carrera profesional para Lindsay Scott? Envíe un correo electrónico a [email protected].

img Lindsay Scott es Directora de Reclutamiento para la Dirección de Programas y Proyectos en Arras People, Londres, Inglaterra.
This material has been reproduced with the permission of the copyright owner. Unauthorized reproduction of this material is strictly prohibited. For permission to reproduce this material, please contact PMI.

Advertisement

Advertisement

Related Content

Advertisement