Overture: Por llevar los vuelos supersónicos a nuevas alturas

2021 MIP #41

img

IMAGEN CORTESÍA DE BOOM SUPERSONIC

Han pasado cerca de dos décadas desde que el Concorde hizo su último vuelo, pero todavía es un icono de la innovación de la aviación: el primer avión en proporcionar vuelos comerciales supersónicos. Y, a pesar de que los altísimos precios de los pasajes, motores que consumían muchísimo combustible y un mortal accidente se combinaran para dar término al proyecto anglo-francés, el atractivo de los viajes aéreos ultrarrápidos no ha desaparecido. Ahora Boom Supersonic está utilizando USD 270 millones de financiamiento para reimaginar el concepto para un jet set con mayor conciencia ecológica.

La empresa promete que Overture, que aún no termina el avión, volará a velocidades de Mach 1,7 —el doble de la velocidad de los aviones de pasajeros actuales más rápidos. Pero Boom no solo pretende construir el avión comercial más rápido. La empresa también quiere que sea el más ecológico: el avión Overture utilizará combustible 100% sostenible y reducirá el ruido —un gran problema del Concorde. Boom también está trabajando con Rolls-Royce para explorar maneras de integrar la sostenibilidad en los sistemas de propulsión del Overture.

El primer vuelo de demostración está programado para más adelante este año o a principios del próximo y, tentativamente, se ha planificado iniciar la producción en 2023. Los vuelos comerciales podrían incluso comenzar en 2029 si reciben la autorización regulatoria —sin embargo, al igual que en el Concorde, los vuelos en el Overture no serán baratos; Boom sugiere que los pasajes tendrán un precio de USD 5.000 por asiento.

Los altos precios, las ambiciosas especificaciones del proyecto y las largas líneas de tiempo no han disminuido el interés que despierta el proyecto entre los clientes. Japan Airlines ha sido un socio estratégico desde 2017 y la Fuerza Aérea de EE. UU. se unió a la lista de interesados en 2020. Y en junio, United Airlines firmó un acuerdo para comprar 15 de los aviones ultrarrápidos con neutralidad de carbono, con la opción de comprar otros 35, llevando el renacimiento de los aviones supersónicos un paso más cerca de la realidad.

“Los escépticos del Overture igualan a todos los supersónicos con el Concorde —y asumen que todos los aviones rápidos fracasarán por los mismos motivos” tuiteó el CEO de Boom, Blake Schollen junio. “Es como si hubiéramos dejado de fabricar computadoras después de Univac y luego decir que no podemos tener teléfonos inteligentes porque las mainframe eran grandes y costosas”.

Advertisement

Advertisement

Related Content

Advertisement