Project Management Institute

Volver a las raíces

Para construir el edificio de madera más alto del mundo, un equipo debió reconsiderar todo

POR JEN THOMAS

img
img

FOTOS CORTESÍA DE MOELVEN LIMTRE

EL material de construcción más popular del momento no es un metal recién descubierto y extraído del centro de la tierra, ni un polímero ultrarresistente creado en un laboratorio. No. En realidad es uno de los productos de construcción más antiguos que conoce el hombre, la madera, y está apareciendo en planes de proyecto en todo el mundo.

Los beneficios ambientales de la construcción con madera son atractivos: mientras la producción de acero y concreto emite dióxido de carbono (responsables de cerca de 8% y 5% de las emisiones globales, respectivamente), la madera en realidad absorbe más dióxido de carbono que el que produce. También es atractivo su potencial de acelerar la construcción: la madera no requiere del tiempo de asentamiento de los materiales vertidos como el concreto, por ejemplo, por lo que los proyectos de construcción de madera generalmente pueden terminarse en menos tiempo.

img

“Arthur Buchardt sentía que era hora de hacer algo especial, hacer un cambio e inspirar a otros”.

—Rune Abrahamsen, Moelven Limtre, Moelv, Noruega

img
img

Estas ventajas intrigaron al desarrollador Arthur Buchardt de AB Invest AS, que en 2015 reclutó al fabricante de maderas Moelven Limtre para emprender un proyecto arquitectónico que sirviera como modelo para otros equipos de construcción en Noruega.

“Sentía que era hora de hacer algo especial, hacer un cambio e inspirar a otros”, señala Rune Abrahamsen, CEO de Moelven Limtre en Moelv, Noruega. “Incluso bosquejó un edificio en una servilleta y nos preguntó a mí y a mis colegas: ‘¿Pueden hacer esto?’ Respondimos: ‘Denos unas semanas para considerar si es posible o no’”.

Abrahamsen, que también es ingeniero estructural, planteó el rudimentario proyecto a su equipo y ellos lo declararon viable. Con la factibilidad con luz verde, Buchardt lanzó el proyecto Mjøstårnet e incorporó al contratista Hent AS. Moelven Limtre fue la empresa seleccionada para suministrar y colocar la madera laminada encolada, o glulam (Glued Laminated Timber), que serviría como estructura para el edificio, soportando toda la carga vertical y horizontal. (Los edificios híbridos de madera, por otra parte, usan acero o concreto para soportar la carga). La construcción del edificio de uso mixto Mjøstårnet comenzó en abril de 2017 en Brumunddal, Noruega.

¡Madera!

Febrero de 2015:
Comienzan las reuniones de planificación entre el constructor Arthur Buchardt y el proveedor de madera Moelven Limtre.

Abril de 2016:
Casi 200 países firman el Acuerdo de París, que apunta a reducir el calentamiento global y sirve como inspiración para el nuevo proyecto ecológico de Buchardt.

Enero de 2017:
AB Invest AS de Buchardt y el contratista Hent AS firman un contrato.

Abril de 2017:
Comienza la construcción en el sitio del proyecto.

Marzo de 2019:
Finaliza la construcción y el Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano nombra al Mjøstårnet como el edificio de madera más alto del mundo.

img

ALCANZANDO NUEVAS ALTURAS

Se había planificado que, en un principio, la estructura de NOK 700 millones tendría 67.891 metros (223 pies) de altura, una solicitud muy específica (y sucesiva) de Buchardt. Más tarde, esa cifra fue aumentada a 81 metros (266 pies). Pero cuando Buchardt se dio cuenta de que agregar un poco más de altura le permitiría arrebatar el título de “edificio de madera más alto del mundo” a la torre HoHo que se está construyendo en Viena, Austria, emitió una orden de cambio para aumentar la altura a su tamaño final de 85,4 metros (280 pies).

Se necesitó algo de ingenio para ajustar los planes del proyecto durante la fase de ejecución puesto que los cimientos y estructuras ya se habían utilizado casi al 100% de su capacidad, pero Abrahamsen y su equipo encontraron un poco de espacio de maniobra en la estructura del techo de pérgola del edificio.

“Hubo que rediseñar esa estructura porque originalmente el proyecto requería que las vigas de madera laminada encolada tuvieran forma cuadrada”, relata Abrahamsen. Al redondear esos bordes, el equipo mejoró la aerodinámica de la pérgola. “De esa manera, atrapa menos viento y la carga que recibe el edificio se reduce a lo que habíamos diseñado originalmente, a pesar del aumento de altura”, señala.

Las estructuras de madera en la parte superior se hicieron huecas en lugar de densas, lo que ayudó a disminuir las fisuras. Y gracias al uso de material menos costoso en la cima, el presupuesto del proyecto a penas se vio afectado.

“Cuando grandes secciones transversales están a la intemperie, son vulnerables a los cambios de temperatura y humedad”, sostiene Abrahamsen. “Queríamos evitar lo más posible las fisuras y al hacer las secciones transversales huecas, las fisuras estarán dentro de la sección transversal”.

Centrándose en lo que Abrahamsen llama el “criterio de confort” de que los residentes de los pisos superiores no sientan el movimiento del edificio, él y su equipo mitigaron aún más los efectos del viento reemplazando los pisos de madera de los seis últimos pisos por losas de concreto y así anclar aún más la estructura de madera circundante.

“Esa decisión no tiene ninguna relación con la seguridad estructural ni con las deflexiones del edificio”, afirma. “Más bien tiene que ver con el hecho de que si el edificio es ligero y está en la cima cuando hay viento, podría marearse”.

img

ADOPTAR LA CURVA DE APRENDIZAJE

Si bien el equipo de Moelven Limtre conoce bien las complejidades de la construcción con madera, el contratista Hent AS nunca había construido una estructura de madera de la escala y complejidad del edificio Mjøstårnet de 18 pisos. Eso implicó que había menos lecciones aprendidas a las que recurrir en busca de información y más tiempo inicial para dedicarlo a planificar el proyecto de forma meticulosa.

De acuerdo con el director de proyecto de Hent AS, Erik Tveit, el cronograma fue una de las principales preocupaciones. El equipo logró eficiencias al construir entre cuatro y cinco pisos a la vez, en lugar de los típicos dos o tres, gracias al uso del glulam. Esto ayudó a mantener el ritmo del cronograma a pesar de que otros procesos tomaron más tiempo, como la instalación de las estructuras de madera que separan cada piso.

De todos modos, el glulam planteó sus propios desafíos. Las grandes columnas y vigas que permitieron al equipo construir cinco pisos a la vez resultaron ser un problema a la hora de transportarlas al lugar de la obra. “Los caminos de Noruega no siempre son los mejores para transportar objetos largos, así es que tuvimos que encontrar diferentes rutas para que los camiones pudieran llegar al sitio”, relata Tveit en Oslo, Noruega. “Esa es una gran diferencia frente a un edificio de acero y concreto”.

El tiempo fue otro riesgo para los materiales del proyecto. “En general uno simplemente construye con concreto y acero sin preocuparse de cuánto se pueda mojar”, señala. Con la madera no es así. Aunque la lluvia no destruye la madera, hay que actuar con rapidez. Por eso, el equipo desarrolló un plan para mantener una mayor parte del material cubierto durante el transporte y la construcción, y para controlar la humedad con frecuencia.

Con todo lo que el equipo de Hent AS aprendió de su trabajo en Mjøstårnet, Tveit está seguro de que la construcción de su próximo gigante de madera será más rápida. “Establecimos desde el principio que queríamos crear un manual para futuros proyectos de construcción con madera”, sostiene. “Conforme aprendimos cosas nuevas y cómo hacer ciertas tareas de forma más eficiente, fuimos agregando esa información al manual”. Consultar esa guía de lecciones aprendidas será el primer paso para los equipos que trabajen en futuros proyectos con madera, afirma.

PRUEBA DE FUEGO

Con los problemas de viento y agua solucionados, Mjøstårnet tenía un elemento más del cual preocuparse: el fuego. Las estructuras de madera siempre han tenido fama de no poder resistir los incendios. Hace siglos, ciudades como Londres, Inglaterra y Chicago, Illinois, EUA, fueron arrasadas casi por completo por incendios que se propagaron rápidamente, consumiendo edificios enteros como leña. Pero los métodos y materiales de construcción de hoy están diseñados para resistir el fuego.

Para Mjøstårnet, el equipo se reunió con autoridades locales y nacionales para desarrollar una estrategia de mitigación de incendios. Eso incluyó realizar demostraciones de prueba en productos de glulam en un laboratorio, usar varias muestras diferentes de columnas y vigas para comprobar que el material del proyecto evita naturalmente la propagación del fuego a través de los edificios.

Echando raíces

Noruega no es el único país que está invirtiendo en estructuras de madera más amables con el medio ambiente. Estos son otros tres proyectos de construcción de madera en curso.

img

IMAGEN CORTESÍA DE SHIGERU BAN ARCHITECTS

Terrace House

Vancouver, British Columbia, Canadá
Programada para terminarse en 2020, esta estructura híbrida de madera de 71 metros (233 pies) diseñada por el arquitecto japonés Shigeru Ban albergará 20 residencias de lujo con vista a la idílica ribera de Vancouver. Cuando esté terminado, será el edificio híbrido de madera más alto del mundo.

“Si se produce un incendio dentro de una de estas celdas de fuego, es decir un departamento, habitación de hotel o salón de reuniones, todo lo que hay dentro de esa celda puede arder por completo”, explica Abrahamsen. “Finalmente, lo único que queda por arder es la estructura de glulam. Pero cuando no hay más combustible para esa estructura de glulam, el fuego se extingue y el glulam simplemente queda quemado.

Las agencias locales quedaron satisfechas con los resultados de las pruebas de laboratorio y la construcción continuó a paso acelerado. En marzo, 23 meses después de que el patrocinador del proyecto bosquejara por primera vez un edificio de madera en una servilleta, Mjøstårnet abrió sus puertas.

“Estamos orgullosos del edificio, por supuesto, pero también esperamos que este proyecto inspire a otros clientes en Noruega y el mundo a considerar la madera como una opción viable para sus edificios de gran altura”, señala Abrahamsen. “Reemplazar parte del concreto y el acero por madera favorece nuestro clima y mejora la sostenibilidad. Por eso, queremos que otros superen nuestro récord. Lo esperamos con ansias”. PM

img

IMAGEN CORTESÍA DE SUMITOMO FORESTRY

W350

Tokio, Japón
Con los planes del proyecto revelados en 2018 y la finalización programada para coincidir con el aniversario 350º de Sumitomo Forestry, la torre W350 de 350 metros (1.148 pies) será el edificio más alto de Japón. El proyecto de rascacielos de JPY 600.000 millones se construirá con 90% de materiales de madera.

img

IMAGEN CORTESÍA DE PLP ARCHITECTURE

Oakwood Timber Tower

Londres, Inglaterra
Todavía en fase de propuesta de investigación, este edificio de uso mixto diseñado por PLP Architecture agregaría 1.000 unidades residenciales a la ciudad y tendría 300 metros (984 pies) de altura, con lo que sería el segundo edificio más alto de Londres, después del Shard de 95 pisos.

This material has been reproduced with the permission of the copyright owner. Unauthorized reproduction of this material is strictly prohibited. For permission to reproduce this material, please contact PMI.

Advertisement

Advertisement

Related Content

  • PM Network

    Trunk Show

    By Roberts, Caroline For the past five decades, commercial activity has slowly devastated the forests of Surin, a province of northeast Thailand. And for the native Kui people who relied on the once-lush woodlands,…

  • PM Network

    Straight and Narrow

    PM Network queries the project management community on correcting bad habits on the team.

  • PM Network

    Value of Wellness

    Even for those who never caught the coronavirus, the global pandemic has taken a toll. That toll has shined a light on the ballooning size of the mental health market—and possible portfolio…

  • PM Network

    Zimbabwe Leans Forward

    Zimbabwe faced more than its share of challenges even prior to the global pandemic. Its currency had collapsed and inflation had surged to more than 700 percent. The country's efforts to curb damage…

  • PM Network

    Past Perfect

    Demolition was a no-brainer, given the serious structural issues that plagued the brick building in the Eastern Market area of Detroit, Michigan, USA. What wasn't clear was how to build a bigger,…

Advertisement