Project Management Institute

Traspaso del poder

Los equipos de proyecto alemanes enfrentan un momento decisivo en la Unión Europea post-Brexit

POR NOVID PARSI

img

FOTOGRAFÍA DE PAUL ZINKEN/PICTURE ALLIANCE A TRAVÉS DE GETTY IMAGES

img

FOTOGRAFÍA DE MOHSSEN ASSANIMOGHADDAM/PICTURE ALLIANCE A TRAVÉS DE GETTY IMAGES

Vehículos Mercedes-Benz en espera de su entrega en Ahlhorn, Alemania.

LA ANSIEDAD Y LA OPORTUNIDAD SE IMPONEN EN EL ENTORNO DE LOS PROYECTOS EN ALEMANIA.

Todos los ojos están puestos en las repercusiones del Brexit, y la incertidumbre política y económica amenaza la gran oportunidad de Alemania para declararse el referente oficial de la Unión Europea.

Se espera que la tasa de crecimiento del PIB finalice este año en solo 0,8% y no en 1,9% como indicaban los pronósticos anteriores. Asimismo, en caso de cumplirse el pronóstico de crecimiento de 1,7% para 2020, serían tres años consecutivos con tasas inferiores al 2,0%. Por primera vez desde 2005, no existe claridad sobre quién liderará el gobierno. Dado que la canciller Angela Merkel, considerada por muchos como la líder de facto de la Unión Europea, no buscará la reelección, ya se cuestiona el impacto que tendrán sus posibles sucesores en los proyectos.

No importa a qué acuerdo se llegue en el Brexit, Alemania enfrentará diversas consecuencias. La economía de Alemania está estrechamente relacionada con la de Gran Bretaña, ya que las empresas alemanas tienen inversiones de EUR 120.000 millones en Gran Bretaña. La economía alemana, orientada a la exportación, envía una amplia variedad de productos industriales a Gran Bretaña, y el comercio bilateral de bienes y servicios tiene un valor cercano a EUR 175.000 millones al año.

“La mayoría de los sectores alemanes de bienes y servicios orientados a la exportación se verán afectados por el Brexit”, señala Thomas Zimmermann, PMI-ACP, PMP, Director Global de Proyectos y Portafolios en Karl Storz SE & Co. KG, un fabricante de dispositivos médicos de Tuttlingen, Alemania. “Varias empresas alemanas esperan que sus negocios con el Reino Unido se deterioren a partir de 2019”.

img

—Thomas Zimmermann, PMI-ACP, PMP, Karl Storz SE & Co. KG, Tuttlingen, Alemania

Los centros manufactureros de Alemania enfrentarán hasta EUR 3.300 millones en aranceles impuestos por el Reino Unido si no se llega a un acuerdo de libre comercio, lo que disminuirá a la mitad las exportaciones alemanas al Reino Unido y seguirá mermando las ganancias económicas, según indica el German Economic Institute. El impacto en el sector automotriz será especialmente grave. De todos los vehículos fabricados en Alemania, un 14% se envía al Reino Unido. Además, una transformación mundial en este sector está acelerando la necesidad de innovar.

Alemania exporta anualmente casi 800.000 automóviles a Gran Bretaña; por lo tanto, un Brexit sin acuerdo podría poner en riesgo 100.000 empleos en un sector que ya se está desplomando. El año pasado, los fabricantes de automóviles de Alemania observaron una menor demanda de China, cuya debilitada economía ha disminuido el interés en todos los artículos de procedencia alemana. Además, aún se debe idear una solución para la amenaza de las tecnologías emergentes, concretamente la automatización, que ponen en riesgo cerca de la mitad de los empleos del país en el sector automotriz.

REACCIÓN EN CADENA

No todo se ve tan oscuro. Algunas empresas alemanas han adoptado un enfoque proactivo para sacar provecho de esta incertidumbre. Por ejemplo, ante la expectativa del Brexit, la organización mundial de biotecnología CSL Behring llevó a cabo proyectos durante el año pasado para asegurar su cadena de suministro. Estos proyectos garantizaron que todo el suministro obtenido por CSL Behring desde Gran Bretaña, como equipos o productos químicos utilizados en la fabricación, se pudieran adquirir de otra fuente dentro de la Unión Europea.

“Abordamos el tema anticipadamente. No esperamos el Brexit”, asegura Dirk Nadler, PMP, Gerente Senior de Soporte para Entrega de Proyectos en CSL Behring, Marburg, Alemania.

Su empresa no depende considerablemente de los suministros británicos, pero las organizaciones de biotecnología y farmacéutica que abastecen o fabrican la mayoría de sus suministros en Gran Bretaña enfrentarán grandes desafíos, aclara Nadler. “El Brexit tiene un gran impacto sobre ellas, porque se trata de un mercado extremadamente regulado. Es imposible fabricar hoy materiales en el Reino Unido y en uno o dos años construir una planta en otra parte de la Unión Europea. No es tan simple”. Construir estas fábricas cuesta millones de euros y deben pasar por un largo proceso de aprobación regulatorio antes de operar, lo que puede tardar entre 5 y 10 años, agrega.

“El nivel en el que una organización se abastece en el Reino Unido determinará el efecto que tendrá el Brexit sobre sus operaciones”, explica Nadler.

No solo son bienes los que atraviesan fronteras, también son personas. Muchos equipos de proyectos alemanes incluyen miembros de Gran Bretaña y muchos alemanes trabajan para empresas británicas. En el mundo post-Brexit, ese flujo estará más limitado. “Ya no podremos dar por sentado un intercambio libre”, señala Nadler. “El traslado de personas del Reino Unido a la Unión Europea y viceversa era bastante fácil hasta ahora, pero pronto será más difícil encontrar a las personas que necesita para sus proyectos”.

img

GETTY IMAGES

El aeropuerto de Frankfurt, Alemania, una ciudad donde se observa un crecimiento de los negocios debido al Brexit

Después del Brexit, las regulaciones de viaje entre Gran Bretaña y los estados de la Unión Europea cambiarán. En consecuencia, los directores de proyecto tendrán que asignar las tareas de manera estratégica y evaluar de qué forma la disponibilidad de talento podría afectar los cronogramas, sostiene Nadler.

“¿Cuánto tiempo me puedo quedar allá? ¿Tengo permiso para trabajar? ¿Afectará eso la duración y costo de mi proyecto?”. Según Nadler, este es el tipo de preguntas que él y otros directores de proyecto alemanes que trabajan en Gran Bretaña tendrán que responder ahora.

EL LADO POSITIVO DEL BREXIT

El sector de los servicios financieros en Alemania, por otro lado, está preparado para aprovechar el Brexit. El Reino Unido ha sido el centro financiero de mayor desarrollo en la Unión Europea, pero eso podría cambiar dado que probablemente los bancos británicos se vuelvan menos accesibles y más caros para los clientes de negocios de la Unión Europea

Ya algunas empresas financieras del Reino Unido buscan reubicarse en la Unión Europea, especialmente en Alemania. Desde la votación sobre el Brexit en 2016, más de 45 instituciones financieras lanzaron proyectos para establecer o reforzar su presencia en Alemania, principalmente en Frankfurt, y la cantidad de organizaciones británicas que inician negocios en Alemania aumentó 34%. El año pasado, 168 organizaciones británicas se reubicaron en Alemania, casi la mitad de ellas debido al Brexit, según indica la agencia de desarrollo económico Germany Trade & Invest.

Por ejemplo, el gigante financiero UBS ha trasladado más de EUR 32.000 millones en activos de su negocio del Reino Unido a Alemania. Se espera reubicar hasta 10.000 empleos financieros de Londres al centro financiero de Frankfurt para el año 2024 de manera que los bancos y aseguradoras puedan conservar sus derechos para seguir haciendo negocios en la Unión Europea, probablemente con un gran énfasis en ampliar las iniciativas de fintech.

“El panorama cambiante nos brinda algunas oportunidades”, afirma Massimo Rovitti, PMP, Director de Proyecto en Wirecard AG, un procesador de pagos mundial de Munich, Alemania. “El temor de no tener acceso total al mercado europeo ha presionado bastante a las empresas financieras ubicadas en el Reino Unido que tienen clientes y negocios en el extranjero a reconsiderar su ubicación”.

img

—Massimo Rovitti, PMP, Wirecard AG, Munich, Alemania

BÚSQUEDA DE INFLUENCIA

Las organizaciones de Alemania se deberán adaptar a una Unión Europea post-Brexit. Esta es la forma en que dos sectores se preparan para el impacto.

img

FOTOGRAFÍA SUPERIOR DE ARNE DEDERT/PICTURE ALLIANCE A TRAVÉS DE GETTY IMAGES. FOTOGRAFÍA INFERIOR CORTESÍA DE EOS

Estación de sensores para una red de medición de calidad del aire en Darmstadt, Alemania

GIGANTE DE LA TECNOLOGÍA

Siendo uno de los países de Europa con mayor crecimiento de la tecnología, Alemania está invirtiendo más en cerrar sus brechas digitales y modernizar su economía. El año pasado anunció que dedicaría EUR 3.000 millones a proyectos de inteligencia artificial y EUR 2.400 millones a proyectos de infraestructura digital.

Eso aumentará la demanda de directores de proyecto, asegura Thomas Zimmermann, PMI-ACP, PMP, Director Global de Proyectos y Portafolios de Karl Storz SE & Co. KG en Tuttlingen, Alemania. “Estamos observando una mayor demanda de directores de proyecto en casi todos los sectores”, afirma. Gran parte de esa demanda, explica, proviene de la innovación en la digitalización, gestión de big data y ciberseguridad. “Todo esto impulsa nuevos proyectos”.

Thomas Zimmermann, PMI-ACP, PMP

img

Instalaciones de producción de impresiones 3D en Maisach, Alemania

CAMBIO DE MARCHA

Quizás el sector automotriz de Alemania sea el más grande de la Unión Europea, pero aún falta encontrar una respuesta para su transformación tecnológica. El proyecto NextGenAM constituye un paso en la dirección correcta. Inaugurado en 2017 y finalizado este año, el proyecto desarrolló una línea de producción digital completamente automatizada para la fabricación aditiva en serie. El proyecto conjunto de Daimler, EOS y Premium AEROTEC sirve como prueba de concepto para la impresión 3D en el sector automotriz. La principal dificultad en este proyecto, y en otras plantas de producción aditiva completamente automatizadas, es la comunicación: los equipos debían garantizar una interfaz e interacción sin interrupción entre todos los robots y otras máquinas.

img

GETTY IMAGES

Edificios de UBS Bank y la ópera en Frankfurt, Alemania

Los equipos deben crecer a escala para adaptarse y prepararse ante la posibilidad de nuevos clientes. Los negocios que utilizan procesadores de pago en Gran Bretaña se enfrentan a posibles regulaciones y tarifas adicionales. Algunas han decidido cambiar a procesadores de pago en la Unión Europea, como Wirecard. “Ya se observan algunos efectos positivos para mi empresa y mi sector en Alemania”, dice Rovitti.

A LA VANGUARDIA

Lograr una ventaja en la Unión Europea también requiere líderes de proyecto que puedan influir sobre los interesados y crear una visión estratégica para cada iniciativa en medio de un constante cambio. Por este motivo, las organizaciones en Alemania darán mayor énfasis a las habilidades interpersonales, afirma Zimmermann.

“La nueva economía y sus proyectos estarán dominados por una mayor flexibilidad, requisitos en continuo cambio, menos jerarquía, más equipos multidisciplinarios, más enfoques ágiles o híbridos y una interacción cada vez mayor entre los miembros de equipo”, agrega. “Todo eso requiere habilidades como la comunicación, el liderazgo y la resolución de conflictos”.

Hacer frente a una oleada de ajustes será aún más abrumador debido a la falta de habilidades de gestión de cambio entre las organizaciones, advierte Nadler. Los directores de cambio estarán en una posición única para ayudar a las organizaciones a mejorar la comunicación entre los equipos y “asegurarse de que todos estén de acuerdo con los procedimientos nuevos”, sostiene Nadler. “Vivimos en un mundo incierto y los directores de proyecto siempre deben ser flexibles, a lo que se suma el Brexit”.

Contar con habilidades de comunicación y planificación permitirá que los directores de proyecto manejen una serie de requisitos cambiantes que de seguro aumentarán los obstáculos que enfrentan los equipos, indica Rovitti. “Las habilidades interpersonales son las más importantes para los directores de proyecto, especialmente con el Brexit y los cambios en la regulaciones”.

Otra incertidumbre es el aumento de la complejidad, comenta Nadler. Para hacer frente a las regulaciones, los profesionales de proyecto “tendrán que incorporar trabajo regulatorio adicional a sus proyectos”, advierte.

Por ejemplo, el sector del procesamiento de pagos recientemente se alineó con la versión revisada de la Directiva de servicios de pago, que exigía una doble autenticación para la mayor parte de los pagos electrónicos, así como otras medidas de seguridad para los clientes. Entró en vigencia en septiembre de 2019, por lo tanto los equipos lanzaron preventivamente proyectos para actualizar el software existente o crear nuevo software, de manera que toda la infraestructura cumpliera las normas. Asimismo, el sector de la fabricación de dispositivos médicos en Europa está adoptando la nueva regulación para dispositivos médicos de la Unión Europea, que entrará en vigor el próximo año. Sin embargo, después del Brexit, los fabricantes de dispositivos médicos en el Reino Unido estarán regulados por la Medicines and Healthcare Products Regulatory Agency. Lograr que los dispositivos del Reino Unido sean aprobados y certificados por la Unión Europea implicará una mayor complejidad y un incremento del costo, declara Zimmermann.

“Esto podría ser un problema importante para la entrega de dispositivos médicos, y provocar retrasos y déficits del producto”, explica. Debido a las regulaciones adicionales, habrá una mayor necesidad de que los directores de proyecto cuenten con sólidas habilidades de gestión de riesgos, agrega.

Sin importar el futuro del Brexit, las organizaciones alemanas asumirán como objetivo prioritario lograr una posición de ventaja en una Unión Europea reestructurada. Para los equipos de proyecto, la capacidad de convertir las oportunidades en acciones permitirá entregar valor en un entorno de negocios agitado.

“Si entrega a tiempo y dentro del costo, pero el proyecto no ofrece lo que necesita el negocio, disminuirá su valor como director de proyecto”, señala Nadler. “Por eso, los directores de proyecto de Alemania deben comprender los beneficios de sus proyectos y pensar más como un líder de negocios que como un ejecutor de proyectos”. PM

img

—Dirk Nadler, PMP, CSL Behring, Marburg, Alemania

img

Fuentes: Eurostat, 2018; Banco Mundial, 2018

This material has been reproduced with the permission of the copyright owner. Unauthorized reproduction of this material is strictly prohibited. For permission to reproduce this material, please contact PMI.

Advertisement

Advertisement

Related Content

Advertisement