Intel 4004

Proyectos Más Influyentes: #3

img

De micro a macro

Los microprocesadores transformaron el diseño electrónico moderno, permitiendo que los dispositivos fueran cada vez más pequeños e invadiendo prácticamente todo lo imaginable:

  • Teléfonos inteligentes
  • Electrodomésticos
  • Cepillos de dientes eléctricos
  • Ascensores
  • Sistemas de seguridad
  • Automóviles
  • Bolsas de aire
  • Equipos agrícolas
  • Televisores
  • Procesadores de tarjetas de crédito
  • Surtidores de combustible
  • Sistemas de navegación aeronáutica

10.000 nanómetros Ancho del circuito del microprocesador Intel 4004 original

100.000 nanómetros Ancho promedio de un cabello humano

10 nanómetros Ancho del circuito de los microprocesadores Intel más pequeños de la actualidad

El primer computador electrónico ocupaba una sala completa, pero lo que ponía todo ese poder en manos de las personas era algo del tamaño de una uña: el chip Intel 4004. El 4004, predecesor de los microchips más pequeños, potentes y baratos, demostró que era posible incluir todo el procesamiento de una computadora en una diminuta pieza de silicona. Al hacerlo, no solo transformó los dispositivos existentes, sino que permitió crear otros nuevos.

Curiosamente, todo se debió a una especie de accidente.

En 1969, Intel era una pequeña startup que buscaba aumentar el financiamiento para lograr su objetivo principal: fabricar chips de memoria. Aceptó una oferta del fabricante de dispositivos electrónicos japonés Busicom, para crear varios chips personalizados que se utilizarían en la nueva línea de calculadoras de la empresa. Atrasados y sin recursos, el equipo de tres personas de Intel logró entregar una familia de cuatro chips para la calculadora, incluyendo el chip de la unidad de procesamiento central que se convertiría en el 4004.

Una vez que estuvo terminado en 1971, el chip podía realizar distintas funciones en una variedad de dispositivos, no solo en la calculadora de Busicom. Por ejemplo, se podía programar para operar una máquina de pinball. Cuando Intel comenzó a darse cuenta de las posibilidades que presentaba esta tecnología, hizo un trato con Busicom para obtener los derechos, a fin de desarrollar el chip para otros productos y mercados.

El cofundador de Intel, Andrew Grove, PhD, y su equipo continuaron trabajando en la tecnología del chip y, en 1981, IBM eligió el chip 8088 de Intel para su computadora personal, el dispositivo que a la larga revolucionaría el mercado de las PC. Para 2011, la participación de Intel en el mercado de microchips para PC llegó a 80%. Hoy los microprocesadores están en todas partes, desde dispositivos móviles hasta electrodomésticos, desde etiquetas de identificación del ganado hasta equipos industriales. Las empresas están produciendo en serie chips tan pequeños y sofisticados que algunos incluso se pueden implantar en personas, transformando sus manos en billeteras virtuales.

This material has been reproduced with the permission of the copyright owner. Unauthorized reproduction of this material is strictly prohibited. For permission to reproduce this material, please contact PMI.

Advertisement

Advertisement

Related Content

Advertisement