Project Management Institute

Construido para la velocidad

Mobitel aceleró el crecimiento en Sri Lanka al expandir el acceso de banda ancha en áreas rurales

Ganador del Premio a la Excelencia de Proyectos de PMI 2020

img

FOTOGRAFÍA DE CHĒ STUDIO/RADICALZ

Desde la izquierda, Malindu Hapuarachchi, Rasantha Hettithanthrige y Amila Dissa Aluthwala, PMI-RMP, PMP

img

El acceso a Internet de alta velocidad puede cambiarlo todo para los países en desarrollo. Y en Sri Lanka, era totalmente necesario. Décadas de amarga guerra civil dejaron a la nación isleña muy rezagada respecto a otras partes de Asia, en especial en áreas rurales de Sri Lanka, donde casi 3 de cada 4 residentes carecían de acceso a datos.

Mobitel tomó la iniciativa de estimular el crecimiento económico y transformar vidas. En noviembre de 2017, el proveedor nacional de servicios móviles inició un proyecto de USD 96 millones dirigido a conectar poblaciones rurales y otras áreas de Sri Lanka a redes de banda ancha, como parte de los esfuerzos del gobierno por expandir la infraestructura de tecnologías de la información y comunicaciones en todo el país. El proyecto Rural Mpowerment prometía resultados favorables para todos: con el actual dominio de los servicios de datos sobre los servicios de voz tradicionales, Mobitel podría ofrecer un bien público y, a la vez, mejorar sus resultados financieros.

“Con la transformación digital que se está produciendo en todo el mundo, consideramos que esta es una segunda oportunidad para nosotros”, afirma el patrocinador del proyecto Rasantha Hettithanthrige, Gerente General Senior de Ingeniería y Operaciones de Mobitel en Colombo, Sri Lanka. “Si realmente la aprovechamos, creo que muy pronto podremos estar a la par con los países desarrollados o en desarrollo de Asia”.

img

—Rasantha Hettithanthrige, Mobitel, Colombo, Sri Lanka

img

Miembros del equipo trabajan en la conexión de una estación base rural a la red de Mobitel.

ELEVAR LA INNOVACIÓN

Para extender la cobertura de banda ancha al 91% de la población, el equipo debía adaptarse a cada paso —y enfrentar de forma creativa los obstáculos en el camino.

El primer obstáculo: conseguir ancho de banda suficiente mediante el acceso a una banda de frecuencia poco utilizada. Como regla general, las señales de red llegan más lejos y necesitan menos estaciones base (lo que reduce el capital de inversión) si utilizan una frecuencia de transmisión más baja. Por ese entonces en Sri Lanka, la frecuencia más baja aprobada por el gobierno era de 900 MHz. Para conseguir aprobación para adoptar una banda de 850 MHz para su red, el equipo le demostró al gobierno los beneficios que eso aportaría a todas las telecomunicaciones, sus usuarios y al propio gobierno.

Y para resolver las brechas de talento también fue necesaria la intervención del gobierno. Con una abundancia de proyectos de otros proveedores de red realizándose en Sri Lanka al mismo tiempo, uno de los principales proveedores de Mobitel, Huawei Technologies Co. Ltd. de China, enfrentó una escasez de subcontratistas calificados a siete meses de iniciar el proyecto. Después de que las autoridades de gobierno rechazaran las solicitudes de los líderes del proyecto de alternativas tradicionales para buscar talento, el equipo solicitó ayuda a los ejecutivos de Mobitel para resolver la falta de talento y evitar largas demoras.

El presidente y la gerencia senior de Mobitel se reunieron con la Comisión Reguladora de Telecomunicaciones de Sri Lanka y otras agencias, y luego con altos funcionarios del gobierno para finalmente obtener la aprobación del presidente para contratar 10 equipos de subcontratistas de Bangladesh.

“Sin ese tipo de aproximación, un equipo de proyecto nunca lograría solucionar esta clase de problemas”, afirma el Director de Proyecto Amila Dissa Aluthwala, PMI-RMP, PMP, Gerente Senior de Implementación de Redes de Mobitel en Colombo, Sri Lanka.

UNA NUEVA REALIDAD

Con la necesidad de casi 1.500 sitios para expandir la red, el equipo debió conseguir derechos de tierra y obtener el apoyo de los habitantes del área rural de Sri Lanka, a quienes les preocupaba que las torres generaran radiación, aumentaran el riesgo de rayos y redujeran el valor de las tierras. Para abordar estos temores y supuestos falsos, el equipo recurrió a una compleja red de especialistas. Los líderes del proyecto también contrataron a investigadores expertos de Sri Lanka para realizar pruebas de radiación y probar que los sitios no generarían riesgos de salud para las comunidades. El equipo también solicitó el apoyo de agencias gubernamentales fundamentales.

Cuando fue necesario, el equipo se adaptó a planes de contingencia con sitios alternativos para evitar demoras a causa de los lentos procesos de aprobación y factores externos como protestas públicas.

“El equipo del proyecto y los equipos de planificación trabajaron estrechamente a fin de modificar de forma dinámica el plan inicial, para que pudiéramos obtener el mejor retorno para la empresa”, señala Hettithanthrige.

Los miembros del equipo a menudo trabajaban con los líderes de las aldeas, como los sumos sacerdotes, para asegurarse de transmitir información y recursos educativos a la comunidad.

img

Un equipo lleva a cabo una instalación.

“Históricamente hemos visto que cuando tratamos de hablar con un grupo más grande, en ocasiones la situación se torna incontrolable. Hemos aprendido que es mejor hablar con la persona que tiene más influencia en los demás”, señala Aluthwala.

El equipo se mantuvo alerta para proteger a los trabajadores y los sitios del proyecto de amenazas mortales después de que un bombardeo dejara a más de 265 personas muertas en abril de 2019. En respuesta, los líderes del proyecto asignaron a un residente local como acompañante para cada equipo de subcontratistas de Bangladesh a fin de garantizar su seguridad e integración social, y para mantener la ejecución ininterrumpida del proyecto. El equipo también colaboró con propietarios de sitios locales para mantener la seguridad de los sitios, especialmente en las áreas más vulnerables, como junglas y montañas. Para que el proyecto se mantuviera dentro del plan, el equipo debía proteger los materiales y los equipos contra robos o daños. Con ese fin, residentes locales vigilaban los sitios y, en el proceso, Mobitel ganó colaboradores.

Tener equipos distribuidos generaba riesgos para la planificación y la comunicación. De modo que los líderes del proyecto adoptaron enfoques híbridos, con sprints y stand-ups por videoconferencia mensuales para reemplazar las reuniones stand-up diarias a fin de que todos los miembros del equipo pudieran participar sin importar su ubicación.

“Fue una gran experiencia para aprender cómo adoptar e integrar conceptos nuevos de otras áreas de negocios para satisfacer los requisitos de negocios únicos de la empresa”, afirma Aluthwala.

CONEXIÓN DURADERA

Mobitel concluyó el proyecto Rural Mpowerment seis meses antes de lo planificado y no pudo haber sido en un mejor momento. La expansión de la totalidad de la banda ancha finalizó en enero de 2020, justo antes de que la pandemia global impusiera el confinamiento y todo se tornara digital. Gracias al proyecto, incluso los lugares más vulnerables de Sri Lanka tuvieron cobertura de banda ancha móvil rápida y confiable para manejar la transición del trabajo y las escuelas al ámbito digital.

“El COVID generó un aumento repentino y elevado de un 30% en el crecimiento de los datos en la red de Mobitel”, señala Hettithanthrige. “Logramos satisfacer esa demanda gracias a que teníamos una red recién implementada con amplia capacidad”.

Más allá del coronavirus, la red ha generado un gran impulso para el futuro de Sri Lanka. En diciembre de 2019, el tráfico de banda ancha había aumentado 96% con respecto al año anterior. Además la empresa registró un crecimiento de dos dígitos cada trimestre en los ingresos por banda ancha en 2019. En el futuro, Mobitel trabajará para expandir la saturación de banda ancha a cerca del 100% y para permitir el acceso de más dispositivos a la red, todo lo cual contribuye a que Sri Lanka sea una nación más conectada.

“Me enorgullece lo que hicimos por el país”, señala Aluthwala. “Ver la sonrisa de estas personas y cómo aprecian el nuevo mundo en el que están ahora y el futuro que podemos esperar de sus hijos en los próximos 10 años, es algo maravilloso”. PM

img

—Amila Dissa Aluthwala, PMI-RMP, PMP, Mobitel, Colombo, Sri Lanka

This material has been reproduced with the permission of the copyright owner. Unauthorized reproduction of this material is strictly prohibited. For permission to reproduce this material, please contact PMI.

Advertisement

Advertisement

Related Content

  • PM Network

    Zimbabwe se adelanta

    Zimbabwe ha debido afrontar más de su parte en cuanto a desafíos, incluso antes de la pandemia. Su moneda había colapsado y la inflación se había elevado a más de 700%.

  • PM Network

    El futuro está en la femtech

    By Hermans, Amanda La tecnología de la atención de salud adaptada para las mujeres —denominada femtech— se está popularizando y los analistas prevén un mayor aumento de los proyectos

  • PM Network

    Por el buen camino

    PM Network consulta a la comunidad de gestión de proyectos sobre cómo corregir los malos hábitos en el equipo.

  • PM Network

    Encrucijada

    El mundo tiene un problema de estacionamiento. Aunque nadie está seguro de cuántos espacios de estacionamiento existen, se estima que solo Estados Unidos posee entre 105 millones y 2.000 millones de…

  • PM Network

    Propósito único

    En su misión permanente de transformar la manera en que se fabrica el calzado atlético, el laboratorio de I+D Futurecraft de Adidas ha producido innovaciones que han abarcado desde una planta…

Advertisement